Por la familia

¡Oh Dios, origen y fundamento de la comunidad doméstica!

Haz que en nuestra familia imitemos las mismas virtudes y el mismo amor de la Santa Familia de Nazaret,

para que, reunidos juntos en tu casa, podamos un día gozar de la gloria eterna.

Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.