Oraciones de los esposos

                Al amor conyugal Dios le ha dado su bendición al final de la creación del mundo. El Señor Jesús ha purificado y elevado este amor con un don especial de gracia y de caridad, que se concede a los esposos en el día de su matrimonio. La oración hecha en común por los esposos durante su vida matrimonial les ayudará a conservar y acrecentar el valor sublime de su amor.

1

Señor, Padre Santo, Dios omnipotente y eterno; te damos gracias y bendecimos tu santo Nombre: tú has creado al hombre y a la mujer para que el uno sea para el otro ayuda y apoyo.

Acuérdate hoy de nosotros.

Protégenos y concédenos que nuestro amor sea entrega y don, a imagen del de Cristo y de la Iglesia.

Haz que vivamos juntos largo tiempo, en la alegría y en la paz, para que nuestros corazones puedan elevar siempre hacia ti, por medio de tu Hijo, en el Espíritu Santo, la alabanza y la acción de gracias.  Amén.

2

 

Señor, tú nos has llamado a fundar juntos esta familia; danos la gracia de animarla con tu amor; que sea una familia que conforte a los que viven en ella y que acoja a los que a ella se acerquen. Amén

 

3

Enséñanos a progresar el uno por medio del otro bajo tu mirada; a cumplir tu voluntad todos los días de nuestra vida; a someterte nuestros proyectos; a pedir tu ayuda; a ofrecerte nuestras alegrías y nuestras penas; a guiar hacia ti a los hijos que nos des. – Señor, tú eres amor; nosotros te damos gracias por nuestro amor. Amén