Oración de los novios

 Los novios deben implorar la bendición de Dios en este momento importante de su vida: para prepararse dignamente al matrimonio, y para que su amor se desarrolle en la luz y en la fuerza del misterio del amor que Cristo tiene por la Iglesia: amor del que será signo el sacramento del matrimonio.

 

En mi corazón, Señor, se ha encendido el amor por una criatura que tú conoces y amas. Tú mismo me la has hecho encontrar y me la has presentado, como un día en el paraíso terrenal presentaste Eva a Adán, para que el hombre no estuviese solo.

Te doy gracias por este don que me llena de una alegría profunda, me hace semejante a ti, que eres el amor, y me hace comprender el valor de la vida que me has dado.

Haz que no malgaste esta riqueza que tú has puesto en mi corazón: enséñame que el amor es un don, y que no puede mezclarse con ningún egoísmo; que el amor es puro, y no puede quedar en ninguna bajeza; que el amor es fecundo, y desde hoy debe producir un nuevo modo de vivir en los dos. — Te pido, Señor, por quien me espera y piensa en mí; por quien ha puesto en mí toda la confianza para su futuro; por quien camina a mi lado: haznos dignos el uno del otro; que seamos ayuda y modelo. Ayúdanos en nuestra preparación al matrimonio, a su grandeza, a. su responsabilidad, a in de que desde ahora nuestras almas dominen nuestros cuerpos y los conduzcan en el amor. Amén.