Adoración Eucarística Perpetua - Iglesia de las Mínimas

¿Qué quiere decir adorar a Dios?

Significa aprender a estar con Él, a pararse a dialogar con Él, sintiendo que su presencia es la más verdadera, la más buena, la más importante de todas.

Adorar al Señor quiere decir darle a Él el lugar que le corresponde; adorar al Señor quiere decir afirmar, creer – pero no simplemente de palabra – que únicamente Él guía verdaderamente nuestra vida; adorar al Señor quiere decir que estamos convencidos ante Él de que es el único Dios, el Dios de nuestra vida, el Dios de nuestra historia.

(Papa Francisco)

¿Por qué una Adoración Perpetua?

Procuramos que el Señor sea adorado incesantemente, porque acompañando a Jesús, entre todos, las veinticuatro horas del día, no sólo correspondemos a su amor, que le hizo quedarse con nosotros en la Eucaristía hasta el fin del tiempo; también estamos diciéndonos a nosotros mismos y al mundo entero que creemos que Él está aquí y que estamos felices de poder estar con Él, porque Él es el único que nos ama de verdad. Una hora de adoración ante el Santísimo tiene un valor infinito.

En tiempos en los que nuestras iglesias están a menudo cerradas, una capilla siempre abierta, a cualquier hora del día o de la noche, es como los brazos siempre abiertos de Jesús, dispuesto a acoger a todo hombre y mostrarle su Misericordia y que nos llama.

¿Por qué orar por los sacerdotes?

En respuesta a la urgencia de la Iglesia, que en el Año Sacerdotal nos llamó a orar por los sacerdotes, queremos elevar a Dios, incesantemente, nuestra adoración y reparación, con el objetivo de suscitar santas vocaciones al sacerdocio y acompañar espiritualmente- con una especie de maternidad espiritual- a los sacerdotes, que representan al mismo Cristo, cabeza, pastor y esposo de la Iglesia (Cf. Cong. para el Clero, 8 de diciembre de 2007).

¡Qué importante es venir, respondiendo a su llamada, a estar con Él! Él quiere contar con nosotros. Con nuestra hora de adoración, Jesús puede derramar ríos de Misericordia sobre todos sus sacerdotes, y a través de ellos a toda la humanidad.

Más información y tríptico: AdoracionPerpetua
Iglesia de las Mínimas (Pza. San Marcos, 8, -Jerez de la Frontera)
adoracionperpetuajerez@gmail.com